—¿Es usted escritor? —Lo intento. —¿Está escribiendo una novela? —Más o menos. —¡Está bien lo que ha escrito! —¿Lo estaba leyendo? —Disculpe no he podido…