Morir

11.08.2017 0

Solo preciso un espacio en silencio y unos pocos renglones para morir. Morir por tener las manos pequeñas y el corazón inmenso. Ahora que este…

Me siento a la mesa sin mucho ánimo. Escucho el piano a un costado con esa melodía que canto en mi cabeza: Aquellos ojos verdes…

Uno es de I. Antiquera. Otro de A. Chinchilla. y otro de N. Regez     http://desafiosliterarios.com/columnas/el-rincon-de-las-emociones/la-luna/   http://desafiosliterarios.com/columnas/ya-nunca-seremos-los-mismos/panico-en-la-oficina/   http://desafiosliterarios.com/columnas/horabruja/accidente/