0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Tú eres como el mar. Inmenso, guerrero y luchador a veces; sereno y amoroso otras. Tú, con la fuerza de tus olas embestiste las rocas de mi orilla hasta que las moldeaste. Tú, cogiste las estrellas y las pusiste en mis manos y me llamaste madre, compañera, amante, esposa.

Allí, frente a nuestro mar, este pedazo de mar que nos observó y cuidó, repetiste una y mil veces que me amabas. Y cogidos de la mano caminamos sobre las olas, vimos como el sol se convertía en arco iris y la luz nos llevaba a viajar por las galaxias.

Juntos, creamos una esfera de amor donde refugiarnos cuando estuviéramos en soledad. Donde alimentarnos del recuerdo que no es pasado, porque el amor es un presente eterno.

Tú, sigues cuidando  tu universo. Yo sigo transformando mi mundo para ser digna del amor que juntos creamos.

Y cuando el destino vuelva a juntarnos, yo seguiré siendo tu princesa y tú el guerrero que se volvió trovador para acariciarme con sus versos.

 

Photo by foolonhill77

 

Mi pasión, mi necesidad: escribir, comunicarme, penetrar en el mundo de las pequeñas cosas; unirme a la vida y contagiar.

Últimos post porMontserrat Palau Iglesias (Ver todos)

Deja un comentario