Ella, de manera espontánea, puede escuchar un color, oler un sonido y degustar una textura.
No es que las aceitunas le sepan a violeta, sino que le saben a aceitunas, pero tras su gusto resuena Brahms, autor claramente violeta.
Lo que podría considerarse una ampliación de la conciencia se tiene por desorden de los sentidos. Diagnóstico que a ella realmente no le importa, hecho por gente que huele a azufre, áspera y amarilla.
El día que conoció a quien sería el hombre de su vida, se le llenó el paladar de frutillas azules, al verlo venir tan saxofón, tan terciopelo.

Mario Pinto
Creo haber encontrado la más poderosa idea de ficción de mi vida: soy un escritor. Claro, falta desarrollarla. Mientras tanto escribo sobre lo que ignoro: las paradojas del tiempo, la naturaleza del amor, el alivio de las nostalgias.
Mario Pinto

Últimos post porMario Pinto (Ver todos)

Deja un comentario