0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

CAMILLE

Es imposible ignorar la gran desgracia que tuvo Camille Claudell naciendo en el siglo XIX con un talento extraordinario como fue el suyo.

Camille Claudel joven

Cuando comenzaba a ser conocida por la gente de su tiempo se anuló su creatividad, le impidieron esculpir cuando la internaron en aquél manicomio donde pasó los treinta últimos años de su vida. No pudo seguir expresando sus sentimientos a través de la escultura como había hecho antes en el taller de Rodin donde comenzó su desgracia al ser la amante de aquél hombre a quien podía hacer sombra.
Ella dejó que sus obras se atribuyeran a él en gran parte por el amor que le profesaba y él le pagó con el engaño y el ultraje a que la sometía imponiendole la presencia de sus amantes.
Amó a un hombre con una pasión atormentada y plena de desencuentros y rupturas al que creía sensible a pesar de saber que ya tenia una familia, Rose, una mujer a la que nunca abandonó y con la que se casó poco antes de su muerte.

Camille Claudel pareja                          Camille Claudel escultura                               Camille Claudel. niño 2
Aquellas cabecitas de niños sonrientes, de expresiones dulces, que ella moldeaba en el taller al que se trasladó cuando huyó, querían parecerse a lo que hubiera sido su hijo de no haberle obligado a deshacerse de él.
Sus quejidos lastimeros y sus gritos de dolor resonaban por las noches al tiempo que destruía sus obras arrojándolas con gran estruendo contra los muros de su triste morada. Ante esa insostenible situación, su madre ordenó que fuera encerrada en el frío manicomio de Montdevergues desde el cual, plena de lucidez, escribió cartas pidiendo ayuda que nunca fueron respondidas.
No tuvo apoyo familiar muerto su padre, ni su hermano Paul, hombre de profundas creencias religiosas, ya reconocido como afamado poeta e importante diplomático, se preocupó de ayudarla.

Camille Claudel mano                                             Camille Claudel anciana

En esos treinta años que permaneció encerrada, su hermano la visitó siete veces y se perdió para siempre el talento de una gran artista que nació mujer o antes de tiempo.
En el Museo Rodin de París no hace tanto que su obra está presente. Justa compensación.

 

Gemma Olmos Jerez
Mayormente soy yo. No me gusta ser otro pero sí ponerme en lugar del otro. Intento aprender y a veces lo consigo. Amo a mis amigos y me siento correspondida. ¿Para qué más??
Gemma Olmos Jerez

Últimos post porGemma Olmos Jerez (Ver todos)

Comments

Deja un comentario