0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Todo empezó cuando leí El Gatopardo, la gran novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Ya tenía yo una idea por Pirandello del sabor de Sicilia y para mí se convirtió en un paraíso soñado por su arte y su historia.
Ya sé que no me puedo extender escribiendo y describiendo esta importante joya del Mediterráneo pero puedo deciros que es un lugar lleno de contrastes, tan verde en primavera y tan seco en verano. Sus pueblos del interior, misteriosos y aletargados en una de las regiones más pobres de Italia, sus ciudades bulliciosas, atrayentes y coloridas con sus mercados, su gastronomía y la simpatía de sus gentes, la convierten en el destino ideal para unas vacaciones.
12782567_1101355263248245_1599650778_nPero Sicilia es mucho más, por sus venas corre la mezcla se sangre griega, árabe, normanda y española, lo cual la diferencia del resto de Italia. La historia de la isla se refleja en sus mezclas de sabores, en sus restos arqueológicos sacados de la Grecia clásica, sus catedrales normandas, iglesias barrocas, villas romanas….
Somos muchos los que la hemos amado desde el primer momento y hemos vuelto para seguir admirándola, encontrando siempre rincones maravillosos
Palermo es una ciudad hermosa, su arquitectura ornamentada, sus palacios, su teatro de la ópera… Todo en ella es singular, una ciudad donde cualquier rincón deja sin aliento, donde se puede comer en pequeñas calles entoldadas y saborear los más exquisitos platos de la cocina mediterránea mientras la gente grita, los camareros vocean y los niños corren sin control comiendo deliciosos helados.
12788018_1101355543248217_1187851999_nNo es posible relatar en pocas líneas las sensaciones que producen las diferentes ciudades sicilianas, el impresionante panorama que se disfruta desde el Teatro Romano de Taormina solo puede ser comparado con el que sorprende y maravilla desde Erice, una de las ciudades más pintorescas con sus espectaculares vistas a Trapani y al mar.
Agrigento con su casco medieval y su laberinto de callejuelas, los mejores tempos griegos de toda Italia, sus olivares y su ambiente nocturno, atrae y fascina.
No olvidemos el siroco, el viento del desierto que te sorprende cuando menos lo esperas y del que es difícil evadirse. No importa, en Sicilia esas cosas dan igual. Lo que se disfruta no alquilando un coche todo el tiempo y desplazándose por su extensión en transportes públicos, genera una serie de anécdotas que, si me lo permitís, relataré en alguna otra ocasión, concretamente empezaría por contaros la escena de cuatro seres (nosotras, cuatro mujeres que abandonan sus parejas unos días al año durante el mes de septiembre, para recorrer un poco de mundo), sentadas en una plaza sobre el pretil de una fuente, saboreando deliciosos helados y viendo la preparación, vestimenta, organización, invitados con guardaespaldas y toda la parafernalia de una boda siciliana. Creo que fue el mejor espectáculo teatral que he presenciado.
Arrivederci

Gemma Olmos Jerez
Mayormente soy yo. No me gusta ser otro pero sí ponerme en lugar del otro. Intento aprender y a veces lo consigo. Amo a mis amigos y me siento correspondida. ¿Para qué más??
Gemma Olmos Jerez

Últimos post porGemma Olmos Jerez (Ver todos)

Deja un comentario