Adoro cuando regresas

Y me llamas intruso

Porque los tres sabemos

Que en tu idioma

No existen palabras

Para decir te quiero

Solo imágenes fugaces

Que apenas nos acarician

Mudan en inéditas

Cenizas de voyeurs

Instantáneas

Que tu cámara captura

Entre guiños de obturación

Y velocidad de diafragma.

 

Porque los tres sabemos

Que cuando hacemos el amor

Y gemimos

Como animales en celo

O lloramos, o reímos

O desertamos del tiempo

Relamiéndonos

Mansamente en la cama

No hay una sola imagen

Capaz de captar

El estallido de tanta ternura

De tanto ardor

Ni el olor a sexo

Ni el sudor canalla

Que despiden nuestros cuerpos

Abandonados entre las sábanas.

 

Y entonces las lágrimas

Empañan desoladas

El objetivo de tu Canon

Porque ella, como tú

Porque los tres sabemos

Que en su lenguaje

No existen palabras

Para decir te quiero

Y que el insólito esplendor

De esta historia

No resiste ya el paso del tiempo

Porque al final solo quedarán

Estas fotografías nuestras

Como rastro truncado

De una tormenta

De locura y gozo

Deja un comentario