Cómo no recordar hoy
Que nuestra efeméride
Fue mi redención
Y tu huida
Cerró las puertas del caos.

Deja un comentario