La flor del deseo

Hace ya tantos años
Que mis ojos te perdieron
¡Oh lentos días estivales!
¡Tan cerca en la memoria
Tan alejados en el tiempo!
¡Oh desesperadas
Noches de aquel agosto!
Cómo retorna vuestra belleza
Oculta entre las sombras
De esta casa de placer.

Ahora, cuando todo aquello
Que había adorado ciegamente
Parece ya tan lejano
Solo tú, imprudente
Me recuerdas
Que en el amor y el deseo
Lo esencial
Nunca fue ni será derrotado.

Comments

Deja un comentario