Hay sonidos.
Mi afirmación puede parecer lacónica y obvia pero es cierta, los hay. Los sonidos son hilos que están atando mi consciencia a la realidad. Mi mente huye rodando por la pendiente de una especie de indiferencia reactiva y los ruidos me despiertan, pero no me sobresaltan. Nada lo hace. Mi estado de ánimo es cada vez más inalterable. Como si no hubiera estímulos. Me pregunto cómo sería un ruido falso.. O oír falsamente los sonidos. Eso hago yo.
Algo no marcha. Debe de ser el efluvio de la tarima flotante, recién barnizada en mi casa. Me estoy alejando del mundo sin moverme. Sin drogarme. Dejando de estar. Pronto empezaré a flotar y a ser transparente. Y dejaré de oíros, tanto a los que me queréis un poco, si los hubiera, como a los que solo son un murmullo lejano. Las señales externas dejaran de impresionar mis sentidos. Dejaréis de existir. Cuánto lo siento por vosotros.
Todo empezó en facebook, cuando Enrique Brossa creó Taller de Relatos y Soy Taller. Un día facebook "se cargó" su perfil. Ahora ya hemos superado los miles de amigos que estamos alrededor de la creación de esta website para nuevos escritores que es desafiosliterarios.com. Respecto a lo de miles de amigos, que la palabra miles no destaque más que la de amigos, que es la importante. Aquí disfrutamos nuevos escritores y lectores unidos. Puedes encontrar talleres literarios, libros, lecturas,una red social, correcciones, podcast, vídeos y ayudas para triunfar con tu libro, organizar el lanzamiento de tu obra.... Y montones de proyectos en los que encontrarás el apoyo unánime de todos. Hasta te podemos organizar un crowdfunding. Cuando decimos que lo que te cuento es solo el principio, los que nos conocen saben que esto es exactamente la verdad. Rechaza imitaciones, porque nosotros vamos mucho más allá. ¿Se te ocurre algún motivo para que te quedes fuera de todo? A mí no. Regístrate y publica aquí de una vez, que te necesitamos.

Últimos post porDesafiosLiterarios.com (Ver todos)

Comments

  1. Se percibe tristeza en el relato. Deberías cuidar de no barnizar los muebles dentro de casa. Para escuchar mejor otros sonidos, digo…

    Por cierto, ¿volverá la columna de “el origen de las palabras”? Me encantaba esa sección.

     

Deja un comentario