Es a mi razón que acudo, para pedirle

explicación de esto, que en mi pecho nace

que como ajena y confusa me hace sentirme

que es nuevo este sentir, que no lo tuve antes.

 

Que por haberlo provocado tú, mi amor, eres

de mi enajenación el único culpable

profeta de dulce palabra y mano suave

de risa clara, del aroma a tu piel cautiva.

 

Eres esencia que mi alma reclama a gritos

reconocida existencia a mi voluble ser

navegante de este tiempo por fin desvelado.

 

Llama poderosa que ilumina mi existir

calma tras mil tórridas noches de desvelo

certeza de tu única existencia para mí.

© Isamar Cabeza

 

07itxamana

Últimos post por07itxamana (Ver todos)

Open modal

Deja un comentario