Jamás se vieron nubes más hermosas sobrevolando tejados más grises.

Ni ojos más tristes, ni manos más temblorosas que las mías, cada vez que te digo adiós.

Sonríes cuando me miras, al despedirme. No parece asustarte a ti la tormenta, ni turbarte la soledad. Tienes la fuerza de aquellos tejados que dibujan el horizonte, eternos e inmóviles. Habituados a permanecer de pie, a pesar del tiempo y la historia.

Yo soy como aquellas nubes viajeras. Acostumbrada a ver pasar lo que se ama, sin poderlo alcanzar. Como el eco de un clamor en el viento, o el quejido de las penas, que nunca se pudieron llorar.

Soy la cola de un cometa o el rabo de una nube que reclama tempestad.  ¿Acaso no notas la tormenta que llevo dentro? No puedes verla, ni oírla, la guardo en secreto. La acallo en la noche, cuando quiere gritar, y le susurro o la amaino, o la convierto en misterio.

Es mi tormenta una explosión de sonido que aprende a contenerse en el tiempo. Guardián que vela en mi oscuridad, poderoso, como un dragón hambriento, que duerme dentro de mi, muy adentro. Que se entrega al sueño, acunado en mis brazos. Eterno contador, de cuentos.

Ayer sentí por fin la calma. Te vi en un sueño, no había nubes ni tormenta, solo sentía paz.

Tú sonreías de nuevo, extendiendo los brazos, al verme llegar.

Yo sonreía de nuevo, extendiendo mis brazos, al verte esperar.

A mi tormenta impasible.

Al guardián del vergel.

Al dragón y a toda esa fauna que habita dentro de mi. 

 

Marley

Un pequeña mota en un inmenso mundo, en constante cambio y evolución. Escribo juntando letras que forman palabras, en ocasiones dan lugar a mundos de color, en cambio otras, borrones de tinta sin forma... de todo ello se alimenta mi espíritu. Amo la música y el cine clásico, el olor que desprenden los libros y la tierra mojada tras la lluvia... Amo estar viva para poder seguir creando cualquier cosa que aporte amabilidad al universo.

Últimos post porMarley (Ver todos)

Deja un comentario