Hoy he decidido subir al bus. Hace un buen día para moverse un poco, para crear hormonas de esas que hacen que estés contenta. Voy a llegar hasta el mar y pasear un rato ¡es tan agradable la brisa marina!, además, tengo que tomar color, bueno, un poco, no se estila estar tan morena.
Anda que la gente es graciosa, salen de su casa como si fueran directamente al agua desde una caseta de baños, no se molestan ni en ponerse algo encima, el bañador y un pantalón corto. Bueno, me anima saber que no soy la única celulítica en la ciudad.
Jajaja, la del traje de baño, en una curva, le ha metido el seno casi por la boca a ese señor delgadito que por su parte, y con una sonrisa, le ha dicho que no pasa nada, si, el muy pillín, pero él no se ha movido. Esperará a la otra curva que, como las de la señorita, es muy pronunciada.
Niño más gracioso no he visto. Lleva la cara perdida de chocolate y se la limpia con unas manitas absolutamente sucias, bueno, le servirá de vacuna. La verdad es que su madre está pendiente del otro, el que lleva en el carrito que no para de llorar y ella no sabe hacerlo callar, es muy joven. Trae muchachito, le limpio la cara con una toallita húmeda al mayor y ella lo agradece.
Ala! La niña que pasa por la acera con el móvil casi hace caer a esa pareja de turistas. Ellos con el plano y ella con la correa del perro atravesada, pues el perrito parece que tenga diarrea y ella no se da ni cuenta ¿o si?. Esto del movil hace que cuando no quieras ver algo se pueda disimular muy bien prestándole gran atención. Jugar al despiste creo que se llama, pero la escena es muy divertida, anda, que si llegan a caer los turistas menuda se arma. No porque se provoque un conflicto internacional, sino simplemente que para levantar a la señora habría que recurrir al cuerpo de bomberos, me imagino la escena y me rio yo sola.
Bueno, ya llego al mar, se nota la brisa, me encanta el olor que trae, todos parecen contentos.

Gemma Olmos Jerez
Mayormente soy yo. No me gusta ser otro pero sí ponerme en lugar del otro. Intento aprender y a veces lo consigo. Amo a mis amigos y me siento correspondida. ¿Para qué más??
Gemma Olmos Jerez

Últimos post porGemma Olmos Jerez (Ver todos)

Deja un comentario