Aquel día, se detuvo justo al inicio de las escaleras que bajaban a la calle, las había subido tantas veces y tantas veces las había descendido. Pero no, ese día, cada escalón le parecía un Everest y todo el tramo el infinito, miró a mi hermana con el alma derruida en los ojos y todo su cuerpo se negó a hacer el camino tantas veces recorrido. Su futuro había rodado un instante antes escaleras abajo, y no quiso que su presente corriera la misma suerte, se dio media vuelta y volvió a entrar en casa arrastrando los aňos a cada paso.

Mi hermana me llamó, al otro lado de la línea el dolor se aferraba a sus cuerdas vocales:  “Hay que llevarlo, no ha querido bajar”.

Cuando llegué, él tenía el sufrimiento tatuado en la mirada, ya no podía más.

Lo subimos a mi coche, entre mi cuňado y yo y se le fue derramando la vida en el asiento de atrás. Había llegado el momento de sacrificarlo, él lo sabía, nosotros lo sabíamos.

Lo dejé en la puerta con mi cuňado y mi hermana, yo no tuve valor para entrar con ellos, lo miré por última vez y sus ojos se fueron conmigo para siempre, repletos de despedida. Subí al coche y en cuanto arranqué empezó a llover a cántaros, la visibilidad no era buena a través de la luna delantera y decidí parar hasta que escampara, no recuerdo cuánto tiempo estuve, pero lo cierto es que en cuanto me sequé las lágrimas, me di cuenta que no había llovido ni un instante fuera de mis ojos, la lluvia nació y murió en ellos aquella tarde.

Tributo a Golfo, el último perro que tuvo mi familia.

Photo by breatheoutnow

Soy Jordi Hortelano, nací en Badalona un 9 de septiembre de 1972, actualmente resido en Barcelona. Inicié mi periplo como escritor el 17 de febrero de 2016 con la publicación de un relato con doble lectura, El secreto del seňor Evol. Su gran aceptación y mi actividad en Facebook con la publicación de poemas y microrelatos me ha introducido en mundos como el de la librería LibrUp, ubicada en la calle Rosselló 361 de Barcelona. Un espacio para autores indies, donde podemos vender muestros libros e incluso editarlos y publicarlos, y en la que se celebran eventos, como concursos de poesía, presentaciones, grabación de programas literarios y entrevistas. También gracias a mi pequeňo libro y mi actividad literaria en las redes, pude ingresar como columnista en desafíosliterarios.com, una página creada para dar cabida a escritores noveles que busquen una buena promoción y a lectores ávidos de letras emergentes. En ella escribo todos los martes a las 20:00h un relato o poema en mi columna Goteando letras. Una actividad que me ha proporcionado afortunadamente un amplio número de lectores y conocer a otros escritores de calidad. En esta página, también he podido vender mi libro y apuntarme al taller de Enrique Brossa, donde he ido ampliando mis conocimientos sobre la escritura e intentando mejorar en mis textos. Es corta de momento mi andadura en este nuevo mundo, pero ya he tenido el honor en menos de un aňo de ser entrevistado tanto en LibrUp como en desafíosliterarios.com, en dos cadenas de radio locales y formar parte de eventos como la firma de ejemplares el día del libro o el black friday. Y he tenido además el privilegio de ser miembro de un jurado en un concurso de poesía y contertulio en un programa literario llamado Letras perdidas. Ahora mismo estoy preparando la segunda edición con Casandra 21 de El secreto del seňor Evol, tras dos tiradas de cien ejemplares vendidas con Bubok y culminando dos libros más, una novela corta de humor y un recopilatorio de relatos y poemas. Además he escrito una novela titulada Mientras el tiempo descansa que publicaré más adelante. Tengo amén de todo esto, otros proyectos individuales y en colaboración con otras personas.

Últimos post porJordi Hortelano (Ver todos)

Comments

Deja un comentario