¿Cómo imaginamos nuestro mejor verano? Seguro que nuestra mente se traslada a lugares paradisíacos, con playas cristalinas, palmeras repletas de cocos, sol y arena dorada. Bebidas refrescantes, sombrilla y buena compañía. Para los amantes de la montaña lo más probable es que la mente vuele a otras alturas y se sueñe con riachuelos helados correteando por entre las laderas y se pierda por bosques de centenarios árboles. Y se piense en el equipamiento adecuado para escalar. Arnés, cuerdas, casco, cintas exprés, grigri, mosquetones y grandes dosis y ganas de aventura. Las almas inquietas y generosas disfrutan con viajes solidarios y actividades altruistas, y no acaban de ser felices si no aprovechan su tiempo vacacional para servir de alguna utilidad o en beneficio de alguna buena causa. Y dan de lo que tienen y aunque no les sobre. Hay quien necesita un descanso de la vida y desea con todas sus fuerzas que el mundo se pare y bajarse un ratito, anhelando que el tiovivo se detenga y por un tiempito deje de girar, girar, girar… aburrirse es su necesidad.

Lo que no se espera del verano es que la tragedia nos alcance, que una mala decisión nos aboque al desastre. Que un despiste al volante nos destroce la vida para siempre. Por eso desde aquí, desde DesafiosLiterarios.com, os deseamos unas felices vacaciones y para ello os recomendamos prudencia en vuestros viajes,  aventuras y  actividades veraniegas. Portaos bien. Espero veros a todos aquí en septiembre. Yo os dejo por un mes, pero Matices seguirá abierto, podréis leer relatos ya publicados anteriormente. Espero que sean de vuestro agrado.

Ya os estoy echando de menos. ¡Feliz verano!

Un beso

Photo by Juan Antonio Capó

Mati

Mi titulación como mi vida es rara. Soy correctora, que no perfecta. Espécimen difícil de clasificar. Saltimbanqui sin fronteras. Habilidades, las justas para sobrevivir. Mis gustos están alineados con mi alienación. Me irritan las sensiblerías y aborrezco la indiferencia. Soy el silencio pero siempre hay una canción en mi vida. No soporto ver la tristeza en los demás, prefiero cargarla yo. De manos pequeñas pero solidarias. Apariencia frágil, convicciones firmes. Introspectiva de ojos grandes que miran hacia afuera. Más oidora que habladora. Y más que otra cosa, amo amar.

Últimos post porMati (Ver todos)

Deja un comentario