5.00 Promedio (96% Puntuación) - 1 voto

Es lo más parecido a salir de un coma de treinta años y descubrir eso, que los treinta años han pasado. A veces la mira como si no le perteneciera. La mano sí, esas es la suya, con los dedos cortos y fuertes característicos de su familia. Pero la piel, esa ha aparecido de repente con toda su falta de elasticidad, como el papel de arroz, fino y suave pero quebradizo. Él lo sabe, pero cuando lo dice en voz alta es como si cayera en la cuenta, y lo constata varias veces al día porque “ay, ya estoy viejo”.

La piel que habita viajó ida y vuelta más de una vez entre dos continentes, y mientras envolvió su cuerpo siempre pequeño, pero joven y fuerte, pasó desapercibida. Su grandeza nunca estuvo en su estatura, que no era mucha, ni en su valentía al trasladar su vida siendo un adolescente a otro país. Tenía todo en él que ver con la nobleza aprendida de sus padres hacía mucho tiempo, la misma que había hecho que una mujer fuera tras él a través de un par de océanos. Aquel envoltorio perfecto, curtido a base de trabajo y sin embargo siempre suave, se revelaba ahora como una especie de confesión evidente de la rodada cuesta abajo. Cada semana, mes, año tenía su recordatorio permanente en una mancha porque aunque él, el que estaba allí dentro, no se había rendido, el pigmento de su piel sí. Fue un traje a medida perfecto para un hombre al que ahora le venía grande.

Pasé muchos años postergando lo de acudir al relojero a estrecharle la pulsera del reloj que le quedaba grande desde el principio, pero ahora me alegro de no haberlo hecho. Ahora que le baila libre por el brazo, él y yo podemos engañarnos pensando que ha estado así siempre, que ese brazo que lo sostiene no ha perdido tono muscular. Los pliegues y valles son más profundos y permanentes, pero acariciar sus manos sigue siendo la llave que me conecta con la nobleza inherente a mi padre desde antes que esta realidad y yo misma existiéramos.

Mercedes E.M.

Mercedes E.M.

Amante desde niña de las palabras que encierran mundos y abren universos.
Mercedes E.M.

Últimos post porMercedes E.M. (Ver todos)

Deja un comentario