0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

No puedo evitarlo. Mis recuerdos están ahí. Una forma de retenerlos consiste en mi paseo diario por esa plaza desvencijada, un solar muerto por el deterioro en que se encuentra, según los vecinos, pero tan lleno de vida, pienso para mis adentros, por la multitud de sombras que circulan continuamente por ella. Donde los demás ven abandono y óxido, yo solo puedo ver la erosión que han dejado tantas palabras, tantas sonrisas, tantos juegos allí vividos. Contemplo el paso de la vida, las imágenes acumuladas, las personas que ocuparon esos espacios y dejaron las huellas que me ensimisman y que otros no ven. No miro las ausencias, recreo las presencias que forjan mi memoria. Mi paseo es una devoción placentera, una sumisión a las historias que allí me concibieron, porque no somos nosotros los responsables de las historias, no, son ellas las que nos crean, las que nos hacen personajes, las que nos anclan a un lugar, a un momento. En mis días más tristes me siento en uno de los bancos y os imagino allí, jóvenes, de frente, interrumpiendo los besos para hablar de futuros besos, de proyectos, de hijos, de una casa maravillosos con un balconcito, que diese a esta plaza, donde os sentaríais a contemplar los placeres que otros emularían. Si estoy contento no me place sentarme, quiero solo permanecer de pie y recordar las conversaciones con padre, hablando de ti, llorando tu ausencia, pensando todavía en los futuros besos con que os reencontraríais. Es mi forma de reencontrarme con vosotros, no puedo evitarlo. Y cuando abandono la plaza, me acompañan vuestras voces, que me insisten en la persistencia de la memoria, en que la vida ocupa espacios que ni la muerte puede desalojar.

Del cómic temprano a la novela, también temprana. De ahí a la Literatura en mayúsculas, oficio obliga. Lector ávido. La escritura siempre, aunque se mostrase hasta hace poco en círculos íntimos y en sugerencias y en peticiones de personas allegadas. Surjo del círculo por la ilusión de un proyecto, dar voz a fotos y cuadros, crear historias escondidas en imágenes de otros creadores. Y una secuencia rápida de momentos, participación en certámenes de escritura en vivo, recitación de poemas en varios escenarios, participación en un programa radiofónico donde se unen música y poesía, introducción en el mundo slammer, y la creación ininterrumpida de poemas y relatos. Y siempre el deseo de que mi mente y mis manos sigan asociadas en este mundo de la escritura.

Últimos post porJavier Pintor Muñoz (Ver todos)

Deja un comentario