4.00 Promedio (87% Puntuación) - 1 voto

A la memoria de mi padre

Gastado por el trabajo y la vida,

pero siempre tan erguido y tan recio,

te veo como soldado viejo

mostrando antiguas heridas.

 

Tú nunca supiste de horas perdidas

y a tu derrota pusiste buen precio;

y aunque a veces mostrabas mal genio

los que te rodeaban te querían.

 

De entre todos, tú solamente

tuviste la suficiente lucidez

para ver el final de tu camino

 

yasumiste sin vacilar el destino

traspasando ese umbral de misterio

hacia lo desconocido que es la muerte.

Photo by Esparta

Avelina Chinchilla Rodríguez
Soy médica de profesión (con la especialidad de microbiología clínica) y escritora por afición. He publicado en antologías de relato y poesía. En solitariotengo dos libros de poemas "El jardín secreto" y "Paisajes propios y extraños", un libro de realtos "Y amanecerá otro día" y una novela "La luna en agosto". Cada nuevo proyecto me llena ilusión me hace avanzar.
Avelina Chinchilla Rodríguez

Últimos post porAvelina Chinchilla Rodríguez (Ver todos)

Deja un comentario