0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Soy una niña, bueno eso es lo que dicen mis padres. Tengo 13 años y una necesidad de aventura y libertad.
Cuando estaba en primer grado me molestaban y no les caía bien a muchos. “A pocos les agradaba”. Una sola era mi amiga, Dulce.
Al llegar a segundo grado quería cambiarme de colegio porque no me gustaba como me trataban. Yo iba a danza, que era lo que mi mama quería, pero no me gustaba.
Así que comencé tercero en una escuela parroquial en donde me dejaban vestirme como quisiera, pero como antes yo usaba uniforme seguía sin vestirme “normal”; usaba zapatos con taquito y medias de las largas, con dibujitos. Mi mamá no me permitía usar jeans; solo calzas.
Luego, comencé a practicar Taekwondo y fue muy bueno para mí.
En sexto grado ya me sentía mejor conmigo misma. No me había vuelto una copia de los otros; era yo, pero a mi gusto; tenía una mejor amiga y un chico que me gustaba.
Subí bastante las notas mientras hacía el curso para entrar al Nacional Buenos Aires, el cual dejé porque no me alcanzaba el tiempo para las prácticas de Taekwondo. Así que ingresé a un colegio secundario que me gusta y es muy bueno. Y que tiene uniforme, pero es llevadero.
Finalizando séptimo tuvimos el viaje de egresados, el cual compartí con mi mejor amiga y compañeros. Disfruté mucho de las caminatas.
Ahora, paso mis vacaciones en la colonia con mis amigas y pronto me iré de campamento, otra vez.
El año entrante comienza otra etapa de mi vida.

Últimos post porCate ʚïɞ Pereira Bugoni (Ver todos)