0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Ya llevaba un buen rato lloviendo y la ciudad se había llenado de charcos en los que flotaban las sombras de los viandantes y de pequeños riachuelos que iban a morir a las cloacas. El paisaje había ido adquiriendo un tono más oscuro debido a la humedad sobre el gris de las fachadas, de las aceras y de la vida y tan solo los niños, que esparcían sus huellas en forma de ondas de agua y salpicaduras parecían disfrutar de aquella tarde en la que las gotas de lluvia escribían el guión de cada una de las personas que habitaban el barrio. Su barrio, una zona llena de cuestas en cuyas calles estrechas el agua arrastraba medio mundo en los días como ese. Llegó al portal, tras otra dura y monótona jornada laboral, cerró el paraguas y un instante antes de entrar, se le aferró al zapato un objeto que había llegado a él al amparo de la corriente. Se agachó para desprenderlo del empeine, era un trozo de cartón a punto ya de convertirse en pasado, lo asió curioso por ver exactamente que había sido antes de perder la vida y logró distinguir un naipe en cuya cara pudo distinguir una moneda de oro y el número 6 en un vértice que había sobrevivido al naufragio. El seis de oros de la baraja española, llegó para despedirse en un llanto breve y caudaloso y acabó alejándose en forma de bola siguiendo su destino hacia la más próxima alcantarilla. Tras devolver aquella carta a su camino entró en casa, se despojó del chubasquero abandonó el paraguas en la bañera y justo antes que un saludo le asomara de los labios, ya tenía a su esposa colgada de su cuello y llenándole de alegría las mejillas y los labios.

< Nos ha tocado la lotería, cariño, somos ricos, logró decir su esposa. Y pensar que nadie quería ese número porque acababa en 666.

Soy Jordi Hortelano, nací en Badalona un 9 de septiembre de 1972, actualmente resido en Barcelona. Inicié mi periplo como escritor el 17 de febrero de 2016 con la publicación de un relato con doble lectura, El secreto del seňor Evol. Su gran aceptación y mi actividad en Facebook con la publicación de poemas y microrelatos me ha introducido en mundos como el de la librería LibrUp, ubicada en la calle Rosselló 361 de Barcelona. Un espacio para autores indies, donde podemos vender muestros libros e incluso editarlos y publicarlos, y en la que se celebran eventos, como concursos de poesía, presentaciones, grabación de programas literarios y entrevistas. También gracias a mi pequeňo libro y mi actividad literaria en las redes, pude ingresar como columnista en desafíosliterarios.com, una página creada para dar cabida a escritores noveles que busquen una buena promoción y a lectores ávidos de letras emergentes. En ella escribo todos los martes a las 20:00h un relato o poema en mi columna Goteando letras. Una actividad que me ha proporcionado afortunadamente un amplio número de lectores y conocer a otros escritores de calidad. En esta página, también he podido vender mi libro y apuntarme al taller de Enrique Brossa, donde he ido ampliando mis conocimientos sobre la escritura e intentando mejorar en mis textos. Es corta de momento mi andadura en este nuevo mundo, pero ya he tenido el honor en menos de un aňo de ser entrevistado tanto en LibrUp como en desafíosliterarios.com, en dos cadenas de radio locales y formar parte de eventos como la firma de ejemplares el día del libro o el black friday. Y he tenido además el privilegio de ser miembro de un jurado en un concurso de poesía y contertulio en un programa literario llamado Letras perdidas. Ahora mismo estoy preparando la segunda edición con Casandra 21 de El secreto del seňor Evol, tras dos tiradas de cien ejemplares vendidas con Bubok y culminando dos libros más, una novela corta de humor y un recopilatorio de relatos y poemas. Además he escrito una novela titulada Mientras el tiempo descansa que publicaré más adelante. Tengo amén de todo esto, otros proyectos individuales y en colaboración con otras personas.

Últimos post porJordi Hortelano (Ver todos)

Comments

Deja un comentario