0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

En el pueblo dijeron, “se juyó Matilde”. Falso, la raptó el viejo Antonio. Matilde, la flor mas bella del ejido El Tipillal, escapó del captor, corrió a casa de los padres y estos la repudiaron, regresó no con el depredador sino con Jacinto su novio. Fueron felices cuentan y tuvieron hijos, el mayor, Marcial, fue instruido desde pequeño odiar al cacique asesino de su padre. todos los días, escuchaba el mantra.
– !Tienes que matar a ese desgraciado! – Repetía la viuda.
Llegó el día, Antonio, acompañado de guardaespaldas huarachudos, fueron recibidos a tiros cerca del Pitillal, saldo: un esbirro caído del caballo muerto por un disparo, el resto huyó abandonando al patrón cagado de miedo. Abandonado a su suerte, es herido intencional en ambas piernas al intentar escapar de la emboscada.
Marcial no quiso rebajarse a ser un cobarde asesino, Antonio quedó parapléjico, en casa, lo espera la madre enfurecida por el fracaso.

 

Soy mexicano radicado en el estado de California, EE.UU. específicamente en la ciudad de Stockton. Tengo 64 años de edad y desde los 14 escribo poesía, recientemente, hara´ seis, escribo cuentos con diferentes temáticas, donde se destaca los problemas sociales y politicos de mi país Mexico al igual de Estados Unidos. Soy romántico de corazón y animal politico, esto se refleja en mi poesía y mis narraciones.

Últimos post porPablo Guillen (Ver todos)