Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Libro-leer. Dos palabras conectadas. Todos los escritores deseamos, fervientemente, que nuestras obras sean descifradas por los ojos curiosos de nuestros semejantes. Lo damos todo por esa oportunidad que nos permita convencer al lector. Este pensamiento me llevó a hacer mi jugada de la semana pasada.

“La última Mandrágora” es mi segunda obra. La tengo ligada a Amazon en exclusividad (por poco tiempo). Durante cinco días ha estado en promoción a coste cero. ¿Qué no se gana dinero? Como comenté al principio, los escritores buscamos otros alicientes. No me pesa, para nada, vender el libro sin remuneración alguna. He conseguido, después de mucho anunciarlo, que se distribuyeran más de 100 copias. Esperaba que fueran algunas más, pero me doy por satisfecho.

Este ejemplar es la segunda parte de una saga y eso me penaliza. La primera la puse gratuitamente en varias páginas. Desafíos Literarios es el vivo ejemplo de mis intenciones. En esto, Amazon me hizo una jugarreta. Me dijeron que para el Jueves tendrían “Los ángeles errados” a coste cero; y lo hicieron. Lo anuncié a bombo y platillo. Puse enlaces y noticias allí donde pude. Cual fue mi sorpresa cuando, a la mañana siguiente, me encuentro que han puesto el precio original. Seguramente haya mucha gente que piense que les he mentido descaradamente. Lo siento, de verdad.

Pues eso. Nosotros, los escritores, hacemos estas apuestas con esperanza de llegar al mayor número de personas posible y que, alguno, se emocione tanto como nosotros al escribir. ¿Lo conseguiremos? El tiempo lo dirá. Hasta entonces, apuesta por el Rock’n Roll.

Un saludo a todos.

[inbound_forms id=”form_8833″ name=””]