0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

He dejado el bolígrafo sobre la mesa y cierro los ojos, no puedo, me resulta imposible transmitir mis pensamientos, no encuentro las palabras.
Quisiera escribir algo que, al leerlo yo misma, me hiciera vibrar, amar, sufrir o reír, pero ninguna palabra se ajusta a mi sentir y, por mucho que las mueva, cuan fichas de dominó, no alcanzan a encontrar un orden que pueda representar ni un solo sentimiento.
Conozco esa laxitud que me invita a hacer nada, que me fija los ojos en un techo mudo sin permitir que los cierre, manteniéndome en vigilia horas eternas, de las que ningún pensamiento que haya acudido a mí, es digno de ser recordado. Y despierto de ese falso sueño con el deseo de poder hallar una conjunción astral que inspire mis cualidades, y así demostrar que no estoy hueca.
Miro el reloj y me asusto, es la hora de recoger los niños del colegio, salgo corriendo a por ellos, pensando en la angustia que vivirán si se encuentran solos y, me doy cuenta que siento y que padezco. Bien, me digo, parece que voy saliendo del inmenso pozo.

Gemma Olmos Jerez
Mayormente soy yo. No me gusta ser otro pero sí ponerme en lugar del otro. Intento aprender y a veces lo consigo. Amo a mis amigos y me siento correspondida. ¿Para qué más??
Gemma Olmos Jerez

Últimos post porGemma Olmos Jerez (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario