Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

No lo ha querido recordar mas , es solo pensar en esa fecha en esa maldita llamada y erizarse cada pelo de su cuerpo….. no lo podía creer , no quería creerlo.
Que voz rota por lagrimas le habia indicado minutos antes a Julie que la persona que amaba había dejado este mundo , para dejar de sufrir y demasiado pronto , su juventud , su vitalidad no era la de esa persona que debería morir , no le salía el llanto , le temblaban las manos y su voz se entrecortaba, rogaba en ese momento que alguien la despertara de su pesadilla.
El con su juventud yacía en una cama de hospital después de que su cuerpo se rindiera a las diferentes secuelas del accidente del lunes de aquella semana ¿que ocurrió en esa curva? ¿de quien fue la culpa? eso ya daba igual , los padres llenaban los pasillos de aquel frio hospital de dolor y lágrimas , mientras los veladores se ocupaban de bajarle al depósito e iniciar los trámites.
Continuaba en shock tenia que ser mentira que el hubiera fallecido, si unos días antes habían estado en su casa haciendo el amor con la misma ternura y locura que siempre , si comenzaban a soñar juntos con una vida en común…. la siguiente imagen de él no era la que nunca hubiera querido ver de su amado.
En un sencillo féretro de madera color caoba claro , vestido con el jersey que Julie su novia le había regalado por su cumpleaños de color gris y que le sentaba tan bien , sus manos entrelazadas con dos rosas rojas en ellas , cada una simbolizaba a las dos mujeres de su vida su madre y Julie que amargamente volvía a la realidad viéndole con la palidez de la muerte que enfriaba su joven rostro…. como aquel hombre al que tanto habia querido , al que tanta gente había echo bien ya no estaba vivo , su ultimo refugio fue en un vuelo de cenizas blancas como las nubes impregnando la tierra donde el había vivido su infancia.
Ella mientras tenía el corazón enlutado.