Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

CARIÑO

Elías había conocido a Sofía en el colegio, era una de sus compañeras, en principio era una más.

A consecuencia de un trabajo que dejó la maestra de biología, empezaron a tratarse, Elías quedó prendido de la personalidad de Sofía, una chica alegre, inteligente y bonita.

La relación se fue estrechando entre ellos, sólo había un problema, Sofía tenía novio, Elías estaba convencido que el sentimiento que le despertaba su amiga, era un limpio cariño de amigos.

Una ocasión, al salir de la escuela vio a Sofía y a su novio discutiendo, Elías se acerco para preguntar que era lo que sucedía. Sofía estaba llorando y el otro, estaba furioso.

Luis, el novio de su amiga, le dijo que no se entrometiera era un problema entre ella y él. Elías esperaba que su amiga le dijera algo, ella sólo agacho la cabeza y guardó silencio.

Al ver esta reacción, le pregunto si estaba bien. Ella con un movimiento de cabeza le dijo que sí.

Elías, se alejo no del todo convencido. Mientras se alejaba, oía la voz de Luis que le reprochaba a Sofía la intromisión de él.

Pasaron varios días para volver a saber de Sofía, cuando vio el semblante de Sofía algo había pasado, la chica que conocía había cambiado.

Una tarde, saliendo del colegio vio a su amiga caminando en la calle, fue corriendo tras ella. Caminaron en silencio, hasta que al fin Sofía habló.

Le contó que había terminado con Luís, al oír eso, Elías sintió una alegría, por supuesto no se lo expresó a su amiga.

Los días subsecuentes, las cosas entre ellos volvieron a la normalidad, además cuando Sofía entraba en tristeza, ahí está él para hacerla reír.

Elías se había enamorado de su amiga, tenerla cerca y ver cuando se reía era como ver la primavera en su rostro, abrigaba la esperanza de que ella le correspondiera.

Finalmente, y no con miedo, Elías le dijo a Sofía sus sentimientos. Ella con un semblante de consternación le manifestó.

Lo que siento por ti, es un inmenso cariño que no llega a amor, lo siento.

Esas palabras, le estrujaron el corazón como si se hubieran realizado por extrusión.

En silencio, se alejó para no regresar al lado de su amiga que no podía amarlo.