Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Existe un virus en la vida, que es demasiado contagioso.
Es pandemia desde que el mundo se conoce como tal..
Hay personas que están más afectadas que otras. Bien sea por predisposición que llevan en la genética desde
sus ancestros, o simplemente porque imitan conductas que han visto desde niños. Aunque personalmente, me inclino más por la primera opción.
Todos podemos sin querer, contagiarnos en que cualquier momento y que llegue a nuestra vida, destrozandola por completo.
Entra en el interior a traves de la vista y oido. Y cuando lo hace, estamos perdidos. ¡No hay vacuna que lo prevenga! ¡nadie está a salvo! Convierte a la persona, en una marioneta que maneja a su antojo.
La invasión va convirtiendonos en despojos humanos.
La destrucción es aplicable a valores, que se supone todos tenemos.
Sentimientos propios de nuestra especie…..empatía, comprensión, pero sobre todo roe nuestra propia alegria, satisfaciones, y algo muy importante……nuesta felicidad.
Creo sinceramente que el único medicamento que puede frenarlo, y que todos tenemos a nuestro alcance, es reconocer que se tiene este maldito bicho mutante……y ponerse en manos expertas.
Si no se hace, el virus de la ” la envidia ” destruirá mas pronto que tarde, la vida del afectado.

Carmen Escribano.