Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Consejo en la calle,
que se adueña del eco en una voz que enmudece de impotencia.

Atraviesa con desdén el orgullo, que jamás recuperará su puesto porque simplemente,ha fallecido.

Murmullo que traspasa carnes,
esperando respuestas que no llegarán nunca.

Y el dolor.
Ese dolor esperado,
tan intransigente, tan rígido que no deja marca física, pero rompe la psique en una escondida nebulosa.

Que cabalga a sus anchas, entre el desconcierto del que desconoce, y la ingrata pena del que lo lamenta.

Surca poderes
que escondidos malviven, en la herida que no cicatriza porque está podrida.

Obstruye proyectos
que aunque fueron soñados, no se diseñaron adecuadamente.

Carmen Escribano.