Hay pájaros de día como el jilguero que le robó sus colores a la rosa. Hay pájaros de noche como el búho que tiene los ojos grandes porque de tanto mirar se convirtió en sabio; y hay pájaros que cantan cuando anochece y al despertar el alba. Como el ruiseñor que no tiene un brillante colorido sino que sus plumas son grises y apagadas  ¿Quién dijo que la belleza está en el interior?

Cae el día, la oscuridad lo engulle y la noche comienza su reinado. El verde de los árboles también se oscurece presagiando el mundo oscuro de la negra noche con sus intrigas y sus peligros. Yo solo veo en ella el poder oculto de lo creado.  A lo lejos, el último suspiro del rey, que muchos consideraron un dios, recorta las montañas como si fueran el paisaje de una obra de teatro, escondido tras el telón. Y todo ello envuelto con  el canto del ruiseñor que, como si fuera un regalo, le pone la caja y el lazo.

A veces, parece que no respira para no perderse una nota de su canto. Incluso veo la melodía brillando entre los árboles como si una constelación entera se hubiera desprendido del cielo estrellado.  Me acuesto arrullada por su belleza que me envuelve tiernamente como me envuelven tus brazos. Y canta toda la noche meciendo mis sueños y los deseos que en la luz del día no fueron expresados.

El ruiseñor está despierto, bajo la luna, sobre la rama de un árbol del jardín. Tú estás despierto diciéndole a la luna cuanto me ama. Ambos somos ruiseñores compartiendo la melodía del alma.

Amanece tenuemente y despierto sintiéndome por ti abrazada con el mismo mimo con que lo hace el canto del ruiseñor. Noto la fuerza y el calor de tus brazos, y en el cuello, suave, como la pluma de un ave, la caricia de tus labios.

Mi pasión, mi necesidad: escribir, comunicarme, penetrar en el mundo de las pequeñas cosas; unirme a la vida y contagiar.

Últimos post porMontserrat Palau Iglesias (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario