¿Que te puedo dar? Te daré mi sonrisa y mis alegrías, son muchas y variadas. Las tengo de diferentes tamaños, modelos y colores. Son motivo de felicidad y ese es el jardín que quiero cultivar. Sembraré semillas de conciliación y respeto, regaré los campos con esperanza y consuelo.  Compartiré contigo historias de triunfos y éxitos, porque a veces se tiene la fortuna de toparse con ellos y hay que agarrarlos y no dejarlos escapar. Te miraré con amor y te abrazaré como si no hubiera mañana.  Dejaré abierta la puerta para que tú, caminante cansando, entres y descanses. Olvidaré una luz encendida en la ventana para que en tu oscuridad me veas y te encuentres. Te daré mi canción, la que nunca canto, la que reservo para ti. La que lleva tu nombre. Lanzaré al viento cientos de palabras de bienaventuranzas para que lluevan sobre ti y te empapen. Derramaré perfume que lo puedas percibir aun con los ojos cerrados. Esparciré señales en abundancia para que te tropieces con ellas y te sirvan de guía. Te regalaré la brújula que te marque la dirección correcta y te enseñaré el escondite de la fantasía.

Pero no te daré mis tristezas, ni mi llanto, ni el dolor que me consume, eso me pertenece a mí. Guardaré mis sombras más oscuras para que no te puedan contagiar, para que no enfermes de melancolía. Esconderé las lágrimas y las beberé en mi soledad para que no amarguen las tardes soleadas. A solas escucharé las canciones que hacen languidecer las almas. En lo secreto cerraré los ojos y entregaré lo más oscuro al único que lo puede sobrellevar sin ser destruido.

A ti solo te daré vida.

Photo by juantiagues

Mati

Mi titulación como mi vida es rara. Soy correctora, que no perfecta. Espécimen difícil de clasificar. Saltimbanqui sin fronteras. Habilidades, las justas para sobrevivir. Mis gustos están alineados con mi alienación. Me irritan las sensiblerías y aborrezco la indiferencia. Soy el silencio pero siempre hay una canción en mi vida. No soporto ver la tristeza en los demás, prefiero cargarla yo. De manos pequeñas pero solidarias. Apariencia frágil, convicciones firmes. Introspectiva de ojos grandes que miran hacia afuera. Más oidora que habladora. Y más que otra cosa, amo amar.

Últimos post porMati (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Comments

    1. Sí Juani, siempre hay alguno que, sabiéndolo o sin saberlo, ayuda a llevar las cargas. Yo tengo algunos amigos que lo hacen y entre ellos se esconden unos escribidores y escribidoras que son una pasada. Un abrazo enorme, preciosa!

       

Deja un comentario