Comparto la maravillosa crítica que escribió la escritora española Natalia Gorriti sobre el libro de cuentos “Si te me quedas viendo” del autor venezolano Henderbelh Useche

***

Decía Jorge Luis Borges que “de todos los instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. […] Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y la imaginación”, y es inevitable pensar en ello cuando el lector se sumerge dentro de las historias que conforman el libro Si te me quedas viendo del escritor venezolano Henderbelh Useche.

En el volumen se reúnen veintiún relatos que nos transportan hacia dimensiones a las que únicamente se puede acceder gracias al uso preciso de la palabra. El autor nos vierte serias interrogantes desde el relato Extravío, con el que abre la aventura literaria. Es interesante la forma en la que cada relato consigue un cuerpo que depende de la longitud que posea la tensión entre los personajes. La mayoría de éstos, narrados en primera persona, nos permiten navegar dentro del universo emocional e infinito del autor, quien esgrime una acción necesaria, sublime y que se revela mediante cuestionamientos filosóficos.

Dentro de la variedad de experiencias que conjugan lo real y onírico, se debe resaltar el uso de técnicas narrativas efectivas en relatos como Alicia Jones, El Ritual, Apocalipsis o, a gusto personal, el magistral La Muerte de Isaac. En esta última se puede palpar en su mayor expresión la bien lograda tensión en la que el autor nos sumerge durante todo el libro, donde utiliza un as bajo la manga que hace que el lector se replantee aquello que acaba de leer y, precisamente, formule preguntas que lo lleven a la indefectible virtud de la inferencia; por lo que este libro forma una historia entre el autor y sus lectores.

Como ha sido comentado en párrafos anteriores, en este libro la realidad se mezcla con una ficción aleccionadora y que traspasa las páginas del mero relato. Es el caso de los cuentos Fenicia, El columpio o la Sala de Espera, el cual resalta por el uso de todas las herramientas utilizadas en relatos anteriores, pero esta vez construyendo una historia que hará, sin duda, que el lector quede atrapado por siempre dentro de este libro. El sabor que uno experimenta terminada la lectura es sencillamente exquisito.

Si te me quedas viendo de Henderbelh Useche se perfila como uno de esos libros que ostentan una vigencia que no responderá nunca a la caducidad.

Crítica por: Natalia Gorriti.

jorgemoralescorona

Últimos post porjorgemoralescorona (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario