4.25 Promedio (340% Puntuación) - 4 Votos

Ahora, que el silencio…
colgado de las estrellas,
golpea la noche sin ti,
no será el fuego testimonio
ni podrán las tórtolas cantar
en el incendio de la aurora.
Vienen rayos aleteando en el horizonte
con un clamor de lluvia.
Y las hojas lloran la benevolencia del cielo,
los árboles pernoctan a la vera del olvido.
Y gimen los versos maduros de sol,
no puede el dolor cantar su hambruna,
ni musitar fados los poetas ultramarinos
en cualquiera de las lenguas romances.
Saramago desterrado, me mira nostálgico
una mañana a la orilla del Guadalquivir,
un sueño vago se muere por vivir,
nada es lógico ni tangible,
todo es sórdido y amargo,
desde que faltas en mi…
La ceguera es un fardo.
Me han contado las nubes de tu ausencia.
Y el río se despeña en saltos agónicos
porque añora la orilla sin tus pasos.
¿A dónde irá la luna triste, y sin ti?
aquella luna de lluvia y solitaria,
que te regale una noche de octubre,
ya no hay canto que la alcance
ni sueño que la imagine,
nada queda bajo el tropel del desasosiego
sólo letanías y reclamos moribundos.
Un silencio espeso, derrumbado
sin algarabías que acicateen la tarde,
en los soportales de la muchedumbre
el vino sabe a lejía y las miradas a nadie.
Mustio de soledades me olvida la lumbre.

Avatar
Heredero anónimo de la herencia anímica de los Migueles (Cervantes, Unamuno, Hernández y Ahumada), aunque éste último era campesino resultó ser un padre sabio y mi "Arcángel" de la guarda. Precoz en el arte de salir adelante, aprendí a capotear temporales y empecé a trabajar a los 8 años, en múltiples tareas locales: Pastor, lustrador de zapatos, pizcador de algodón y un largo etcétera. A los 11 años ya era económicamente avieso, "autosuficiente", o al menos eso creía. Soy inmigrante en mi propio país, residente desde los 15 años en tierras lejanas a las que me vieron nacer y, en vez de “rayo”, tengo una "estrella que no cesa", casada conmigo, 3 hijos que son mi mayor orgullo. Benedittiano químicamente impuro, por Mario; quién más. Ingeniero Civil, con 3 especialidades de postgrado, en distintas disciplinas correlacionadas por diseño propio a mi profesión; amo la arquitectura, soy constructor por necesidad, convicción y por terco. Las letras son mi pasión, desayuno y ceno proyectos, de comida tomo agradecido todo lo que Dios pone en mi mesa, soy de carnes magras y huesos malagradecidos, Insomne antes que "soñador" y arreglo "mi" mundo un día sí y, el otro también. Autor de 5 libros de poesía, y una novela inédita, actualmente diseñador de Modelos de Gestión en Políticas Públicas, Asesor de gobiernos locales, con logros nacionales e internacionales, aporte aprendiz de los Derechos Humanos aún zurdos. Admirador incondicional de todos los que hacen y construyen con su letra, amante de la poesía musicalizada, pienso en verso y la rima me gobierna. Amigo dispuesto y solidario a carta cabal y eterna.
Avatar

Últimos post porRuben Ahumada (Ver todos)

4.25 Promedio (340% Puntuación) - 4 Votos
A %d blogueros les gusta esto: