3.67 Promedio (74% Puntuación) - 12 Votos

Eran las ocho de la tarde, cuando el reloj de la Torre en la iglesia, advirtió de ello. La pareja formada por Teodoro y Manuela, ya se habían puesto sus disfraces. Ambos los habían elegido de abrigo, dado que en febrero y en la Alpujarra granadina, las noches caían frías.
El pueblo estaba adornado para la ocasión, con farolillos, y por las calles los matasuegras, se estiraban y encogían repetidamente.
Teodoro enfundado en un traje de abundante pelo, y una careta con grandes colmillos, simulaba al hombre lobo . Manuela era más romántica, y decidió vestirse de reina del siglo XV…con una gran capa.
Se fundieron entre la gente, y se dispersaron . Sonaba música y bailaban con distintas personas, sin saber quiénes eran . El alcohol era aliciente, que embriagaba la fiesta .
Todo aquello tenía un halo de misterio, de intriga, que excitaba a Manuela.
Habían pasado un par de horas, cuando Manuela volvió a ver a través de su pequeña máscara, a su esposo.
Corrió hacia el, y lo arrastró entre un grupo de gente que bailaba en la plaza del pueblo.
Él se dejó llevar sin imponer resistencia. Pero cogiendo la cintura de Manuela, salió de aquel tumulto, y la llevo a una calle paralela, donde la iluminación era escasa. Ella no opuso resistencia….le resultaba morboso, aquel juego.
Ella cerró los ojos y ofreció su boca para ser besada. Él se quitó la careta y acerco sus labios a los suyos. Fue en ese instante cuando, Manuela sintió el frío acero que penetraba en su abdomen.
No pudo gritar, abrió sus ojos para mirar a su asesino, mientras la sangre manaba de su vientre a borbotones.
Nadie vio, ni oyó nada.
La fiesta seguía su curso.
El asesino se quitó el traje y lo metió en una bolsa de plástico, del que habia sacado otro disfraz de superhéroe. Lo tiro a una parcela abandonada, cercada con piedras , y donde nadie entraba por la maleza crecida desde hacía años.
Volvió a la fiesta, y nadie se percató de su llegada .
Al día siguiente, Teodoro fue encontrado degollado y desnudo,junto a unas casas alejadas del pueblo.
Nadie podía dar crédito a lo ocurrido!
Quién pudo matar a la pareja, y porque?
Solo Marta sabía que la venganza se había cumplido, como le fue anunciada.
Nada podía decir ni hacer, porque su propia integridad corría peligro.
Era la esposa del cruel asesino, con el que tenía un pequeño de dos años.
” Mataré en carnavales a ese desgraciado, y a esa furcia de tu hermana”
de mi no se ríe nadie.
Y si dices o intentas algo, tú les acompañaras!
Teodoro había sido novio de Marta, antes de conocer a Manuela, la hermana de esta.
Aún les creía amantes, a pesar de que Manuela confiaba fervientemente en su esposo. Trato de convencer muchas veces a su cuñado, pero los celos patológicos de este, nunca cesaron .

Carmen Escribano.

Carmen Escribano Peribañez

Soy Carmen Escribano Peribañez. Nací un 1 de Noviembre de 1959. Soy un alma inquieta ....trabaje en mi día. Me interesa la medicina, y leo mucho sobre ella. Avances, enfermedades, formas de prevención, y sobre todo, lo que acontece en enfermedades psiquiátricas....es un enigma que me atrapa Ahora cuido de los míos. Escribo siguiendo el impulso, que en ese momento ronda mi cabeza. Depende mucho de la sensibilidad que ese día llamé a mi corazón. Me gusta la poesía, y el relato corto. Muchas veces he pensado en escribir novela .." me encanta"....pero necesito tiempo, y no poseo mucho . Llevo años escribiendo, pero jamás he editado nada. Simplemente me gusta escribir, y si puede ser....que llegue a transmitir algo a los demás!!

Últimos post porCarmen Escribano Peribañez (Ver todos)

3.67 Promedio (74% Puntuación) - 12 Votos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.