NUESTROS PATROCINADORES
“El inspector Tontinus y la nave alienígena”, de Avelina Chinchilla
“Botas de hule”, de Arturo Ortega
“Mar de sueños azules”, por Mar Maestro.
 

 

No se por dónde empezar. Esta aventura que creía que era un ser inolvidable, seguro que lo fue, pero no como una aventura sino como una pesadilla de la que deseaba despertar sudoroso sobre mi cama. No fue así lamentablemente.
Hace años que quería ir de viaje a los países que no podían decir su nombre, y el lugar del destino lo escuchó y lo mandó a una isla remota del pacífico; un lugar para visitar la página de internet, se puede llevar a cabo por la emoción que la envolvió la piel, erizándola al imaginarse desnudo nadando en aguas de color rojo, rodeado de mujeres color canela, con cascadas de cabello negro azabache y ojos rasgados, en sus falditas de hilos que volarían con la brisa del mar
Así que, durante muchas semanas, mientras me entretenía en los preparativos, pasaportes, visas, vacunas, revisiones médicas y reservaciones, aunque un solo hotel de pequeñas cabañas, tenía que hacerla, exclusivo y selectivo con sus visitas, lo describía.
La sonrisa no se le quitó de la boca hasta mucho después. Se siente como el primer hombre blanco mientras se sienten las tierras remotas de hombres fuertes y mujeres sensuales.
Se ha llevado a cabo por una estrategia de prevención, con flores, danzas suaves y otras de movimientos salvajes, licores embriagadores jamás probados y palabras al estilo mantra, que no entendía pero que era intuición de alegría por tenerlo de visita.
Su estancia fue necesaria para intercambiar información entre esa persona y la empresa para la que se podía trabajar para cerrar el trato de un hotel con el proyecto de “todo incluido”. Por lo que vio, la falta de muchas comodidades de la civilización en el medio de aquella naturaleza maravillosa, fue un cambio todo eso, con la aprobación del jefe de la tribu.
Hasta que llegamos supo que existía dicha tribu. Los cuentos de gente en tapa rabos y collares de flores pensaron que era un mito, pero no, por eso todos estaban como los trajo al mundo.
La primera noche después de cumplir con su fantasía de transportar al paraíso en brazos de varias especies nativas, sin haberlo sugerido, tal como sucedió hasta que todo se haya naturalizado, como si se tratara de un ritual. Llegó el momento de presentar con el jefe y discutir las negociaciones entre risas, licor y mujeres, como se hacen en todo el mundo de los negocios.
Un lado de la fogata estaba en una especie de jacuzzi, que para el lugar no encajaba con el paisaje. Invitado a entrar en él, lo desnudaron cinco mujeres, mientras que otras tantas lo vieron en el agua caliente y flores en ella. Cuando salió de él fue presentado al gran jefe sobre una bandeja de plata listo para comenzar el festín.

 

 
Acacia González

Acacia González

Tan solo una persona que le gusta contar historias, que le gusta conocer cada día nuevas cosas, aprender jamás termina y yo sigo esa norma..
Acacia González

Últimos post porAcacia González (Ver todos)

5.00 Promedio (97% Puntuación) - 1 voto

Comments

Deja un comentario