Lo que voy a contar, puede que ocurriera de verdad, o tal vez, puede que alguien se lo inventara. Pero sea verdad, o sea mentira. De todos modos, os lo quiero contar. Según dicen, los hechos acaecieron hace ya más de mil años.
En lo más profundo de un tupido bosque, existía una pequeña aldea, sus habitantes vivían de la recolección de panales de abeja. Además, de recolectar todo tipo de frutas que aquél bosque les daba. Pero su alimento principal sin lugar a dudas era la miel. Era tanta la cantidad de miel que recolectaban que, de vez en cuando abandonaban la pequeña aldea y se dirigían a la ciudad. Lo hacían con la intención de vender una parte muy importante de aquella miel. Que según cuentan, era una miel muy apreciada por su desmesurada exquisitez.

Últimos post porMila Reyes Marrero (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario