“15 de marzo de 1982. La fecha de mi feliz nacimiento (muchos años después descubriría que coincidí con un paréntesis en la vida matrimonial de mis padres; también entendí la inquina con que en ocasiones me trataba quien yo creía mi progenitor). Mi infancia se tradujo en una sucesión de momentos felices bajo el cuidado constante de mi abuelo (un paréntesis laboral, una reorganización de la empresa en que trabajaba, que después pasaría a ser una larga lista de puntos suspensivos que le conduciría hasta la muerte, hizo de él mi gran compañero de juegos).
Crecí (dejadme que no enumere todos los largos paréntesis que ocurrieron en mi entorno) y la vida me condujo a otras personas (no creo que fuese al revés, siempre he sido yo quien ha tenido necesidad de esos movimientos), y fui sucediendo sentimientos entre paréntesis con todas ellas. Creí que Patricia me amaba (desapareció sin dejar rastro, sí muchos comentarios). Roberto, mi mejor amigo a los treinta años, iba a estar siempre a mi lado (se esfumó inserto en los comentarios que me hablaban de Patricia). Los compañeros de trabajo me confiaron muchas responsabilidades para dialogar con la empresa (nunca me abandonaron, pero fui yo quien salió de la empresa)… Toda una vida entre paréntesis.
Y ahora, ¿me decís que mi relación con Amanda no tiene futuro, que soy un paréntesis liviano entre ella y su pareja de siempre? Dejadme ser paréntesis, …de eso sé mucho.”

Del cómic temprano a la novela, también temprana. De ahí a la Literatura en mayúsculas, oficio obliga. Lector ávido. La escritura siempre, aunque se mostrase hasta hace poco en círculos íntimos y en sugerencias y en peticiones de personas allegadas. Surjo del círculo por la ilusión de un proyecto, dar voz a fotos y cuadros, crear historias escondidas en imágenes de otros creadores. Y una secuencia rápida de momentos, participación en certámenes de escritura en vivo, recitación de poemas en varios escenarios, participación en un programa radiofónico donde se unen música y poesía, introducción en el mundo slammer, y la creación ininterrumpida de poemas y relatos. Y siempre el deseo de que mi mente y mis manos sigan asociadas en este mundo de la escritura.

Últimos post porJavier Pintor Muñoz (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario