Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

No había recibido una invitación personal de aquel pasado mío, sin embargo de pronto me vi envuelto en incompresibles temas de conceptos estadísticos que había ya olvidado en el transcurrir de los años.
Escuchaba atentamente a mi profesora recordando que hace más de treinta años en un salón de clases como éste compartía mis buenos años de estudiante en esta misma facultad.
Me hallaba perdido, temeroso de caer en el ridículo ante la masa de jovencitos que hoy son mis nuevos compañeros de clase. Frente a la pizarra, me veo de espaldas al mundo real y siento que me tiembla el pulso.
Allí estaba, procurando y tratando de salir airoso en mis testaduras posiciones, decisiones y aficiones, como si no bastase con resolverme la vida que me golpeaba, y me rompía cada día los huesos al intentar pelearme un espacio en este mundo infernal.
Allí estaba yo…graduándome al fin.

[inbound_forms id=”2084″ name=”Apúntate al taller de novela y relatos online”]