Un día desperté y me mire al espejo
Era joven, pero me sentía tan viejo!
Era pesada en mi espalda la carga
Recordando la emoción me embarga!
Con garra, coraje y lagrimas volví a empezar
Así a los 40 mi historia pude por fin cambiar ¡
Hoy soy feliz porque tuve la valentía y valor
Me hizo fuerte y cambie alegría por dolor!
Todo siempre puede para bien pasar
Nunca es tarde para ser feliz ,para recomenzar!

 

Últimos post porRaquel Perdomo (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario