Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Su nariz respingona y sus labios nos estaban volviendo locos a todos. No pensar en besarla era radicalmente imposible. Yo andaba cambiando mi estado de ánimo. Pasaba de pasmado a rabioso. Algo había que pensar, porque hacía muy mal tiempo y estaba terminando marzo. ¿Qué pasaría cuando realmente comenzase la primavera? Eso me preguntaba un amigo seriamente preocupado y con cara de mucha gravedad.

-No tienes nada que hacer, créeme. No creo que yo tenga posibilidades y tú menos, para que te voy a engañar.

-No es justo que la naturaleza…

-Vale, vale, ya sé lo que vas a decir. Pero mira, más allá de los lamentos, debemos aceptar que el mundo es como es y ella también. Pensemos algo práctico.

-¿Como qué?

-Tratemos de distraer nuestro cerebro de pensar de modo recurrente en su nariz respingona y en sus labios en forma de piquito.

-¿Y en ese mechón sobre su ceja?

-Igual.

-¿Qué hacemos pues?

-¡Ahora verás!

Se convoca Desafío Relámpago siguiente.

DESAFÍO  RELÁMPAGO.

1 Registrate en desafiosliterarios.com . Si ya estás registrado, pasa al punto 2.
2.Redacta un texto que contenga la siguiente frase:

“Eran los últimos atardeceres de marzo”

3 Introduce tu relato con dichas palabras en este formulario:https://desafiosliterarios.com/nuestros-autores/
(SIN FOTO, se le asignará una sin derechos de autor) y añade la categoría “Desafio Relámpago: Atardeceres de marzo”
3. Consigue muchos me gusta. El que más me gusta consiga obtendrá el derecho a participar en una sesión gratis de Taller de Relatos.

Máximo 300 palabras. Tienes unas 24 horas. Se cierra la admisión de textos el 5/4/2016 a las 23:00 horas de España.

¡Preparados, listos, ya!

Photo by Iker Merodio | Photography