0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Me queda poco tiempo, estoy seguro de eso; pero no tiempo de vida, sino de espacio; ese lapso en el cual se pueden y se deben hacer las cosas. Por mucho que se diga que nunca es tarde, que mientras exista vida hay oportunidad, concurre una premisa fundamental e inviolable, y es el momento en que se debe y se necesita hacer y alcanzar aquello, lo que sientes que falta, lo que te atormenta, agobia o suspiras por concretar; aquello que sabes que está pendiente. Porque a veces es esa la respuesta, la solución final, o tal vez una parte sustancial. A veces es eso lo que te permitirá ver y hacer para ti el resto de la existencia, lo que te otorgará verdadera libertad, tiempo y la intrínseca felicidad; sí, eso, lo que cada quien entienda por felicidad… Estoy seguro, me queda poco tiempo, lo percibo en cada poro de mi piel, cuando me miro al espejo, cuando siento que pienso y dejo de existir; cuando la rutina me absorbe y me golpea a la cara la realidad de una existencia limitada a lo sistemático, lo básico, lo intrascendente… Se agota el espacio, se reducen las opciones, se cierran puertas que no sabía que existían, resonando en mi interior como pesados fardos cayendo sobre una ladera; sí, esa ladera, la que supera el punto de no retorno… ¿Rendición?, aún no; ¿esperanzas reducidas?, allí están, de mi lado, acrecentándose, fortaleciéndose en mi contra. Las detesto, pero la mente se debilita y parece caer subyugada por el fenómeno que entiendo como la “consumación de la normalidad existencial del ser humano productivo promedio”, sometido a su propia impotencia, canalizándola hacia el conformismo, la aceptación de lo supuestamente ineludible, y, finalmente, la fatal resignación… Camino, me dirijo hacia ese, aparentemente, inexorable destino, que ni siquiera es necesario que alguien designe, simplemente llega como consecuencia; porque eso es, el efecto final, el contundente, el que marca el resto de la vida como escritura en la roca… Es poco lo que queda, el querer ya no es suficiente cuando el hiriente descarrío reduce la capacidad de superarse a sí mismo. La suerte, indiscutiblemente, está por dirimirse.

Avatar

Augusto I

Cuento con formación como analista de sistemas, pero me he desempeñado como profesional, primero independiente y luego dentro del engranaje gubernamental, en la ejecución de proyectos relacionados con el desarrollo y fortalecimiento de la sociedad y la democracia panameña. En el plano literario, siempre he deseado realizarme como escritor. Redacté mis primeros cuentos a la edad de 16 años y me atreví a escribir mi primera novela a los 18 años, sin embargo, con todos esos trabajos de adolescencia y juventud, no he hecho más que mantenerlos en reserva, por diversas circunstancias. Con el pasar de los años he trabajado en diversos relatos y otros intentos de novela que aún no he conseguido que prosperen. También he participado en concursos literarios nacionales, tanto en novela como en cuento y relatos, aunque no he resultado galardonado. En 2011 participé en el Concurso Ricardo Miró, el más importante de Panamá, con una colección de cuentos de temática variada y bastante oscura, logrando que uno de los miembros del jurado resaltara mi esfuerzo y me empujara a trabajar y mejorar. En adición, produzco variados relatos y textos sueltos de temática suspense, terror, prosa poética e intriga; que publico en plataformas libres. También, mantengo un proyecto de novela breve titulada Primordiales, recién concluida y en revisión, en las plataformas Me Gusta Escribir, Inkspired y Wattpad. Como todo aspirante a ser escritor publicado, hay más trabajo en reserva del que se puede o debe enumerar en una nota biográfica. Finalmente, aparte de mi trabajo y demás responsabilidades inherentes a mi cargo y profesión, me he desempeñado como redactor de noticias y articulista en diversos medios de comunicación de Panamá. He publicado casi un centenar de artículos de opinión sobre política y temas sociales. Aunque estimo que no he hecho los esfuerzos necesarios o suficientes para lograr ser un escritor publicado, no me he detenido, y considero que cada vez estoy más cerca de lograrlo. Ofrezco mi talento a consideración de todos ustedes.
Avatar

Últimos post porAugusto I (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos
A %d blogueros les gusta esto: