Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Sabían que mucho tiempo después de haber creado la luz para ahuyentar la oscuridad de las noches, los humanos los habían diseñado a su imagen y semejanza. Tal vez para probar su capacidad o para mejorar su vida.
Los primeros fueron condenados a los depósitos de chatarra, cementerios en los que se celebra anualmente la fiesta mundial del origen. Cada uno se acerca y deposita una tuerca o un tornillo. Ellos no suman años de vida, sino que restan las piezas que pierden y saben que sus días están contados.
Los seres humanos, al igual que los dioses del Olimpo, tenían sus defectos y acabaron por aniquilarse.
Ahora la Tierra les pertenece a sus mejores creaciones, los robots.

Prueba una sesión

del taller de Enrique Brossa

¡Apúntate!

Por videoconferencia.
Manda un whatsapp pulsando el icono del telefono verde que puedes ver abajo y te explicaremos cómo funciona y el horario que te interesa.
¡Manda tu whatsapp ya!

¿En qué sección te gustaría escribir?

3 + 15 =

Vamos a premiar

un libro y anuncios gratis al autor que más estrellas rojas consiga este mes.

Se multiplicará el número de votos por el promedio de puntos obtenidos. No cuentan promedios inferiores a 3 estrellas rojas ni textos con menos de 6 votos

¡¡Vota ya por tus favoritos!!