4.75 Promedio (93% Puntuación) - 4 Votos

Dicen muchos que soy simple
y todo esto por carecer
de un núcleo consolidado
que confine y restringa
lo que llaman cromosomas.

Mas, sin embargo, simulo
este núcleo, y nucleoide
es el nombre de la región
donde ronda mi material
genético que es circular.

De orgánulos verdaderos
yo carezco, y en su lugar
bien poseo de ribosomas
de tamaño reducido.
De esto ya no quiero hablar.

Si hablamos de citoplasma
es menester el informar
que carece de estructuras
membranosas y complejas;
ya se ha dicho que soy simple.

Bien ha de suponerse que
de ordenado deja mucho
que desear todo mi interior;
a la vista de un metiche
biólogo observante, verá
solo un menjurje difuso,
difícil es diferenciar
algo de organización o
de estructura con congruencia.
Todo esto que dentro de mí
se encuentra, protegido está
por una membrana celular.

Yo no conformo a organismos
pluricelulares, sino
que me encuentro en ocasiones
dentro de un conglomerado;
pues es fundamental decir
que una procariota es un ser
individual, y cuando está
en dichos congregaciones
lo hace con sus semejantes.

De seguro es sencillo
recordar que algunas formas
me distinguen como un ente
procariota; formas simples
como esferas, o bastones
o espirilos: no olvidemos
que en cada una de estas formas
se presentan acomodos
que reciben otros nombres,
y constituyen de variantes
de acuerdo a su conformación:
como neumococo, como
estafilococo, estos
son claros ejemplos de lo
que bien atrás he dicho.

Mediante fisión binaria
logro bien reproducirme,
dando idénticas células
hijas que el mismo material
genético contienen. Soy
pues, lo que han bautizado
como un organismo asexuado.

Sin embargo, como en todo,
siempre existen excepciones:
mediante la conjugación
puedo yo lograr transferir
de material genético
a otra célula como yo.

Aun así, este proceso
no es tan eficiente como en
las células eucariotas.
Sobre el cómo me desplazo,
en algunas procariotas
se presentan estructuras
conocidas por flagelos:
filamentos de proteína
especializadas en girar;
dicho giro da la fuerza
de mi movimiento, presión
ejerce sobre el líquido
del medio que circunnavego.

Avatar
Tepic, Nayarit, México. 1998 Estudiante de Biología en el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) en la Universidad de Guadalajara (U de G). Escritor aficionado interesado por los géneros de ciencia ficción, terror, misterio y relatos cortos. 2018- Publica en la Revista Literaria La Sirena Varada (no. 6, no. 8, no. 14 y anual no.2), Revista Awen (no. 4), Revista Literaria Ibídem (no.3 y 4), Revista literaria Prosa (no.7), Revista literaria Luna (no.4), Revista Literaria Nudo Gordiano (no.3) , El Narratorio (no.33 y no.34), Revista Literaria Kaleido (no.6) El Callejón de las Once esquinas (no.8) y Espejo Humeante (no. 1.5 y no. 2).
Avatar

Últimos post porVíctor Parra Avellaneda (Ver todos)

4.75 Promedio (93% Puntuación) - 4 Votos
A %d blogueros les gusta esto: