Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

¡Se oyeron los ecos en un horizonte perdido, y se desató el viento tapando las bocas difamantes!
¡Una espesa oscuridad, fue cubriendo un sol antaño transparente, y ahora cruzando el umbral hasta el infinito ,para alcanzar el ocaso del que ya no saldría jamás!
¿Por qué osciló el tiempo, convirtiendo el minuto en hora?
¡Los perros callejeros, eran lobos venidos de las colinas, y los pájaros ,guardianes de la noche!
¡Siluetas errantes que caminaban sin rumbo, yacían en caminos angostos y embarrados , donde solo el más fuerte sobrevivía !
¡Rostros desencajados, se miraban sin pronunciar palabra alguna. No había nada que decir!
¿Era el final anunciado?
¿O quizás el nacimiento, del que nadie quería formar parte?

Carmen Escribano .