Clica para calificar esta entrada!
[Total: 1 Promedio: 5]

Los recuerdos se deslizan por las paredes del olvido.
Entre cuerdas deshiladas, entre maltrechos sonidos.

Una imagen que se escapa, otra que llega inmediato.
La negrura del esfuerzo, el desencanto afilado.

Lloran las ganas y
desisten luchas internas.
La recompensa se esfuma, las emociones se llenan.

Las palabras ya no sirven!
Extrañas, son enemigas!
Se repliegan los anhelos, se cautivan
sin medida.

Carmen Escribano.