4.50 Promedio (90% Puntuación) - 2 Votos

Cruzó cielos vagabundos, que aún en su desidia estancados , agradecieron su presencia.

Fue errante estrella, en inquietas noches nubladas, entre infiernos que presagiaban abismos sin fondo.

Insinuó tener, aquello que tanta falta le hacía, para evitar burlas de extrecha condena.

Bailó en jardines ponzoñosos, disimulando el asco
con careta de risas fingidas.

Y todo para que??
Para acabar con la desnudez trasparente,
que su fragilidad le imponía.

Carmen Escribano…

Carmen Escribano Peribañez

Últimos post porCarmen Escribano Peribañez (Ver todos)

4.50 Promedio (90% Puntuación) - 2 Votos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.