Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Ya no duelen las ingratas carnes, fulminadas por tu mirada de hielo!

Ahora las nubes ya no sudan lágrimas que mojan!
Solo una suave brisa arranca una menuda llovizna!

No hay murallas tan altas, para destruir el eco de una voz, que acaba de despertar!

La naturaleza muestra sus inmensos secretos ,al paso de quien osa contemplarlos!

Ya no existe el miedo,
ni el agobio, a la supremacía del que se sabe poderoso!

Puedo volar sin alas.
Alardear de exitos merecidos.
Mostrar al mundo mi valia!

El yugo que condenaba una existencia sin vida,
ha sido deshabilitado para siempre!

Carmen Escribano.