Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

LAS HISTORIAS DE KEVIN

INRODUCCIÓN

En esta novela las historias que se contarán serán cuatro, ninguna tendrán que ver entre ellas, no llevan aunque lo parezca un orden cronológico, ni su contenido formara parte de una única ficción. Tan solo aquél que su nombre figura titulando dicho escrito es el real personaje que la imaginación ha creado. Cuatro ciudades, cuatro mujeres, cuatro situaciones que contar, en cuatro momentos de una vida, nombrada con un nombre propio y ficticio como es el del protagonista llamado Kevin.

Adelina GN

1- Historia-TE QUIERO
2- Historia- UN AMOR ENCONTRADO
3- Historia- POSITIVO
4- Historia- DESTINO

LAS HISTORIAS DE KEVIN – Te quiero 1ª Historia

Por aquellos días terminé mis estudios, algo que suponía tener que buscar un trabajo para compensar todos aquellos años en un letargo forzoso por la dedicación a aprender como tratar a los niños.

Comenzaba entonces la tediosa presentación de mí misma, con la que no comulgaba mi carácter, ni mi manera de ser.
Soy bastante reservada a la hora de vender mis aptitudes, pero sé que valgo, que he aprendido y mucho sobre los niños, además de ser mi debilidad. Si por mí fuese tendría los propios, pero sé que con veintiuno, tengo por delante toda una vida para conocerlos aún más y curtir de ese modo mi vocación como madre, para después no tener ninguna duda en ejercer como tal y educarlos como lo tengo que hacer ahora.

Me sonreía la suerte y solo tuve que pronunciarme con aquel aburrido protocolo solo un par de veces, dejé en aquel cajón del olvido donde son acumulados los datos de los aspirantes a un puesto de trabajo mis papeles, y me encamine a la tercera escuela infantil que tenía programada visitar.

Dicen que a la tercera va la vencida y así sucedió. La diferencia entre guardería y escuela infantil, está marcada por el nombre de ambas, en la guardería, guardan y la escuela infantil esta sujeta a la ley de educación y ahí las educadoras enseñan.
Sentada en aquel despacho escuchaba los juegos de aquellos niños que no tenían más de tres años.

Fui llamada a presenciar una de las clases, la directora, la cual debía de recoger mi curriculum se encontraba allí en aquel momento, permitiéndome que formase parte de aquella clase magistral que las educadoras estaban impartiendo a los niños.

Entonces fue donde conocí a Kevin, aquel niño me robo el corazón con su sonrisa, al presentarme y decir mi nombre Gema, se abalanzo sobre mí dejando huella aquel beso que estampó en mi mejilla.
Después de él fueron varios los que imitaron su proceder, las educadoras sonreían y cantaban el nombres de los niños conforme iban acercándose.
Toni, Juanjo, Isaac así hasta que llegaron de nuevo a Kevin recalcando… Y a este ya lo conoces, pues colgaba de mi cuello sin soltarme en todo aquel tiempo.

Participé en aquella clase de casualidad, pero resulto ser la causa de mi incorporación inmediata al puesto que estaba bacante en aquel momento. Aquel abrazo me había dado suerte, y como tal acepte el trabajo, sin saber de cuantiás ni salarios, solo veía el regalo que me hacían aquellos niños con su alegre recibimiento.

Creo que no lo olvidaré, mi primer día en la escuela fue fundamental para quererlos, sobre todo a él. Es cierto que a esa edad todos son encantadores y una pequeña esponja que absorbe hasta el mínimo dato nuevo que puedas enseñarles, pero Kevin era especial, y lo sigue siendo, siempre lo será y por eso siempre le digo… Te quiero.

Adelina GN