Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Él nunca tuvo problemas
Siempre… A todas
De calle se las llevaba
Las embelesaba
Las envolvía y atolondraba
Con sus palabras susurradas
Con sus caricias delicadas
Con sus suaves y húmedos besos

Él no entendía de amores
Demasiado confuso
Demasiado confundido
No era diestro en este lance
Más bien siniestro en temas sexuales
Ni comprendía
Ni entendía
Ni quería saberlo

Distintas infancias
Diferentes adolescencias
Una madurez real
La otra inventada

Después de tanto tiempo
De tanta mujer
De tanto escarceo…
Él sabía que no era lo suyo
Que no le llenaba por dentro
Que cada vez que compartía lecho
Algo dentro de él perdía fuerza
Era un constante esfuerzo
Sentía cómo se le agotaba su esencia

Él si lo tuvo claro
Desde muy pequeño
De ahí negación sexual
Su pasotismo
Su itinerancia frente al sexo femenino
Sabía lo que le atraía
Dese nunca le atrajo
Tan poco bello
Negación absoluta del otro sexo

Los papeles habían cambiado
El obtuso lo tenía claro
El pobre galán perdido y confundido

¿¿Cómo conjugar a ambos
En el mismo sitio
A la misma hora
En el momento preciso??

Dos mundos diferentes
Dos realidades paralelas
Dos mundos diferenciados
Imposible parecía complementarlos

Ambos mantenían su coraza mental
Una invisible distancia les separaba
No se conocían
No se separaban
Desde pequeños
No se cruzaban…

Quién debía dar el primer paso
El negado o el confuso

Un encuentro inesperado
Les hizo acabar en el mismo sitio
Un hotel
Una habitación
El mismo día
A la misma hora
Con un propósito similar
Con la misma necesidad
Con un mismo destino

Avatares de la vida
Corazones partidos

Se miraron
Largo rato
Sin movimiento
Sin acercarse
Pero sin alejarse
Observándose
Tanteándose
Ambos de pie
Calculando el camino
La distancia que les separaba
El trecho que debía ser recorrido

Examinándose…
Examinando…

Un metro únicamente
Poco para otros
Una inmensidad para ellos
Excesiva distancia
Para los perdidos y encontrados

Sin darse cuenta y sin sentirlo
Se acercaron
Se rozaron
Se tocaron
Suavemente al principio
Terminando enrabietados
Entre ellos
Consigo mismos

Tanto tiempo perdido
Tanto vacío
Tanta búsqueda
Que desperdicio…

Se fundieron
Se confundieron
En abrazos
Arrumacos
Toqueteos
Pasión
Deseo
Desenfreno
Lujuria
¡¡Y vicio!!

Noche larga de sexo
Entre dos desconocidos

Uno a otro se entregaron
Se besaron
Se mordieron
Se devoraron
Se penetraron…

Locos de pasión
De deseo
Durante horas y horas yacieron
Sin parar
Sin descansar
Por el tiempo pasado
Por el tiempo perdido
Por haber esperado demasiado
Por miedo a perder lo encontrado

Todo fue arte
Magia
Cultura
Historia

Todo fue pasión
Deseo
Lujuria
Sexo

Todo fue…
¡¡SUEÑO!!

De un hombre tumbado en una cama
Pensando en sus yo internos
El experto
El confuso
El confundido
El sabio

Esa noche lo aclaró todo
Consigo mismo
Con su sexo
Con sus necesidades
Con sus gustos
Con lo que siempre había sido
Con lo que era y nunca había aparecido

Con lo que nunca se atrevió a pensar
O no quiso…

Aclarado el asunto
Salió de la habitación
Bajo a la recepción y pago lo debido

Miro al conserje
Un chaval muy bien parecido
Le guiño un ojo
El hizo lo mismo…

Ahí comenzó todo
Lo nuevo
Lo suyo
Lo nunca antes acontecido

Entraron detrás del vestíbulo
Ocultos por un descansillo
Allí
En ese instante
En ese preciso momento
Se consumó la unión de sus dos yo
Se acabó la confusión de su mente
Se reparó su vida
Se satisfizo su deseo.

LUCES Y SOMBRAS