[Total:0    Promedio:0/5]

Se ha encontrado en Praga, más concretamente en la Biblioteca Nacional de la República Checa, una colección con cerca de 13.000 libros sobre ocultismo, magia y brujería que habían pertenecido a el jefe de la SS, Heinrich Himmler,

Según informa el Daily Mail, la colección había quedado olvidada en esta biblioteca desde los años 50 hasta que el investigador masónico noruego Bjørn Helge Horrisland, dio con ella siguiendo el rastro de algunos libros confiscados de la sede en Oslo de la Orden Masónica noruega. Según su opinión estos libros fueron robados en su mayor parte y recopilados durante la Segunda Guerra Mundial.

Estos libros fueron reunidos por los nazis al buscar en todas partes textos relacionados con la magia y fueron almacenados en una misma biblioteca. La colección contiene algunos volúmenes  realmente raros. El valor de la colección se desconoce por el momento.

Estos libros fueron recopilados por el instituto Ahnenerbe, creado también para investigar las raíces históricas y arqueológicas de la raza aria. Esta organización fue fundada el 1 de julio de 1935 por Himmler, Herman Wirth y Richard Walther Darré. Además de reunir estos textos, la Ahnerbe realizaba experimentos y enviaba expediciones con la intención de demostrar que los alemanes eran los descendientes de los pueblos nórdicos que dominaron el mundo en el pasado.

Himmler creía que el poder de los antiguos maestros del ocultismo podía ayudar al nacionalsocialismo a dominar el mundo. Esa creencia estaba basaba en la hipótesis del ‘Culto de las brujas’, enunciada por Margaret Murray, famosa investigadora en este campo. Himmler creía desde un punto de vista científico en relación con la brujería, y con el paso del tiempo acabó obsesionado con el tema.

Himmler llegó a confiscar unos 6.000 libros de la Orden Masónica de Noruega como parte de su investigación sobre la caza de brujas en la época medieval.

Avatar
Quisiera presentarme, mi nombre es María Teresa Mateo, nací en Sabadell provincia de Barcelona allá por octubre de 1960, por lo tanto soy de signo Libra, dicen que el símbolo del equilibrio, dejémoslo ahí. Soy catalana hija de andaluces, de Córdoba concretamente. Nunca destaqué en ningún deporte, ni fui brillante en mis estudios, aunque en mi defensa debo decir, que creo ser la única criatura en el mundo, que hace pellas en clase para irse a leer a la biblioteca. Acabé mis estudios sin pena ni gloria, empecé a trabajar en el negocio familiar y nunca dejé de leer, ni un solo día, la lectura fue (y sigue siendo) mi pasión, hasta que empecé a escribir; Y empecé por casualidad, todo el mundo me incitaba a la locura, yo creí estar más cuerda que ellos, hasta que ganaron la batalla. Aparte de escribir y leer, hago otras cosas: Tengo un negocio de perfumería y estética, estoy casada, y tengo dos hijos.
A %d blogueros les gusta esto: