4.00 Promedio (80% Puntuación) - 1 voto

¡Hola, queridos lectores!

En DesafiosLiterarios hoy iniciamos una nueva aventura “Relatos con historia”

¿Qué significa este título? Algo delicioso: aprender algo de historia mientras leemos un relato, así de sencillo.

Necesito colaboradores para poner en marcha este proyecto… ¿Te atreves a ayudarme? Es muy fácil, tan solo necesitas añadir una pizca de sal (historia) a tu guiso (relato, poema…)

Aprender, no ocupa lugar y hace que tus alas crezcan para volar en libertad tal alto como tú quieras…

JOUY, UN PRESENTE INESPERADO

Clara ha tenido tantas facetas como la vida la obligó. Dependiendo sus circunstancias, fue tendera, frutera, limpiadora, cuidadora de ancianos, niña rica, costurera… De esta última pende un desenlace feliz o no; en unas horas lo sabremos…

Clara, hija única, nació en el seno de una familia acomodada en mil novecientos ochenta. Estudió en los mejores colegios bilingües. Primero, inglés, al gusto de su padre y después, francés, al gusto de la madre. Era la época boyante de una España que se consolidaba en la democracia, así como crecía la construcción como la espuma, el negocio familiar. Era una chica mimada, malcriada, refinada y culta, hasta que comenzó la crisis económica. Su padre se arruinó y en una desesperada huida de acreedores persiguiéndole, se suicidó. Ahí Clara topó con la otra realidad de una sociedad que desconocía; la arruinada, la pobre. Las amistades de sus padres desaparecieron y no le quedó otra que adaptarse y tirar hacia delante para comer ella y su madre. De la etapa de opulencia solo le quedaban los recuerdos, migajas de una época que, cuando cerraba los ojos, soñaba con ella.

…Precisamente, una noche, soñó que estaba de regreso, después de un largo viaje, en la campiña francesa, en concreto en la corte de Luis XV en Versalles. Madame Pompadour, amante del rey y mecenas en las artes, hacía unos años que había muerto y con su fallecimiento, habían vuelto los rumores de la homosexualidad del rey. Este ambiente a Clara la decepcionó tanto que se marchó de Versalles y, por el camino, su carruaje pasó por Jouy. Notó una gran actividad en la población y preguntó qué pasaba. La contaron que se había abierto una fábrica de tapices y no paraban de enviar pedidos a las colonias británicas de Norteamérica. Clara pidió que la acercaran a la fábrica para comprobar por sus propios ojos la belleza de los tapices que tanto habían ensalzado. Y, efectivamente, era un bello tejido en algodón pintado solo por el anverso reproduciendo la naturaleza, pájaros, escenas bucólicas, en colores verdes, rojos, azules, siendo utilizados para cortinas y tapicerías… Clara se despertó de aquel sueño transfigurada. Corrió a la cocina. En la alacena conservaba su madre unos cuantos platos de la Cartuja de Sevilla “Justo es este mi sueño” Se dijo así misma, cuando recordó que en uno de sus miles de estudios que su padre consideraba absurdos, pero que su madre se empeñó en que su hija se ilustrara, se hallaba el dibujo y por aquel entonces la enseñaron los tapices de Jouy que habían servido posteriormente como inspiración en la cerámica inglesa, en la mayólica de Delf o en la de la Cartuja de Sevilla.

En aquel momento, el oficio de Clara era en de costurera, trabajaba en “un cose todo” en el que había aprendido mucho de telas y corte y confección. A partir del sueño, por las noches, trataba de dibujar en la tela de una sábana de algodón los dibujos de Jouy y cuando los tuvo bien definidos, se hizo con aquella tela una falda y se la llevó a la dueña del cose todo. Se quedó tan maravillada que la propuso hacer una pequeña colección para exhibirla delante de las clientas; de esto ha pasado un año. En unas horas mostrará en una pasarela su trabajo de prendas y accesorios. Clara tiembla de la emoción, está casi convencida del éxito, pero lo que más la seduce es saber que ha encontrado un nuevo camino labrado, esta vez, con sus manos y la cultura que una vez sus padres la proporcionaron.

Mª Ángeles Cantalapiedra
¿Qué voy a decir de mí?No soy seria, me gusta la vida, reírme, viajar... Soy de Valladolid, pero no vivo allí, que no sé decir ya si no es escribiendo. He ganado algún premio y me he sentido la reina del mambo pero cuando han dado las doce campanadas pues vuelvo a la realidad. Tengo dos novelas publicadas SEVILLA...GYMNOPÉDIES, que ha recibido el premio en la feria del libro de Madrid 2016 como MEJOR AUTORA NOVEL. En 2017 publiqué MUJERES DESCOSIDAS y en 2018 AL OTRO LADO DEL TIEMPO, premio Sial Pigmalión de narrativa... Y nada más, que si alguien me necesita pues estoy por ahí zascandileando. http://angelesysuscuentos.blogspot.com/ http://mellamolola.blogspot.com/ http://contartecosas.blogspot.com.es/
4.00 Promedio (80% Puntuación) - 1 voto
A %d blogueros les gusta esto: