Este poema-relato (“poelato”) se lo escribí a un amigo con motivo de su santo: “Juanillo el membrillo”…

Juanillo era un membrillo
ya bastante “madurillo”.
Sus hermanos caían,
piedras y rocas los recibían,
o por el precipicio rodaban.
Los que cerca del árbol quedaban,
Juanillo pudrirse veía…
de ninguna de esas bolsas deshechas
sus semillas germinaban,
pues sólo piedras y rocas
al árbol membrillo rodeaban.

Un día, un golpe de viento
arrancó a Juanillo de su rama.
Se estrelló contra las piedras,
rodó… y sobre una roca quedaba.
El precipicio se quedó divisando,
perplejo, alucinando…

Juanillo el membrillo no quería caer,
ni sobre rocas y piedras yacer…
Pero vio que podía rodar
y bajo el sol se puso a viajar.

No sentía hambre ni sed.
Juanillo rodaba y rodaba,
y su alrededor observaba.
Los animales se movían,
comían y bebían…
pero no podía él,
era un extraño en el vergel.
Su vida era un rodar sin sentido,
sin nada que hacer,
sin compartir, sin amigos…

Sintió que robaba energía
a las semillas de sus entrañas.
Debía hacer algo,
era una bola inútil,
sin futuro y sin sentido:
una aberración de lo vivo.

Rodó y rodó…
hasta que con tierra fértil se topó.
Deseó ser útil,
servir para algo…
y se durmió en la tierra,
fue su postrero letargo.

El agua que le quedaba
mantuvo vivas sus semillas
cuando su cuerpo declinaba…
Una de ellas arraigaba:
la semilla de otro Juan.

Juan el membrillo nació
porque Juanillo murió.

Jesé

 

Estudios: Ingeniero Técnico Eléctrico, especializado en Electrónica Industrial. Profesión: Prejubilado de Telefónica, desde diciembre de 2007. Ocupación: Colaboro como voluntario en el Banco de Alimentos de Córdoba, de programador en servicio de este banco de alimentos, el del Segura, Murcia, el de Huelva y el de Málaga. Diseño aplicaciones web y de escritorio desde hace más de treinta y cinco años. Y en ratos libres escribo fantasía épica y ciencia-ficción. Escribo poemas y cuentos, sobre todo novelas de fantasía épica y ciencia ficción. Amo leer o escribir libros hermosos, grandes historias cargadas de valores éticos y lingüísticos, aventuras de fantasía épica, de ciencia ficción. Cuando escribo, aspiro a seguir la estela de las maestras Margaret Weis, Tracy Hickman, Ursula K. Le Guin y J.K. Rowling, y de los grandes maestros J.R.R. Tolkien, C.S. Lewis y Michael Ende. Siempre he sido de ciencias, pero no dejo de leer y cultivar el conocimiento de la hermosa lengua española. Comencé a escribir meses después de prejubilarme, y desde entonces esta actividad y la promoción de mis libros consume buena parte de mi tiempo.

Últimos post porJosé Enrique Serrano Expósito (Ver todos)

Open modal
0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos